Nosotros

familia, Complejo El Cazador

De familias vascas, con más de 20 años de trayectoria en el turismo de nuestra ciudad, decidimos aferrarnos a un pequeño emprendimiento que nos permita, además de vivir, VIVIR LA VIDA.
Amigables, buenos anfitriones, padres atentos y tíos consentidores. Pasamos a ser sus conocidos en Tandil.

Desde 1993 tenemos una tradicional dulcería en nuestra “ciudad-pueblo” que permite darnos lujos como LA PALABRA y EL BUEN NOMBRE.

No es solo un emprendimiento, es nuestro hogar, disfrutamos de la naturaleza, respetando la libertad de nuestros animales. Todo se hace con mucha dedicación.

“LOGRAR DISFRUTAR TANTO DE LAS PEQUEÑAS COSAS, QUE EL TIEMPO LAS TRANSFORME EN GRANDES RECUERDOS.”

Los invitamos a conocer Tandil, un lugar soñado.
Esperamos su consulta!